Recetas de Brownie

Brownie

En este artículo encontrarás diferentes recetas de Brownie: el clásico, uno vegano, sin TACC y hasta sin horno. Además de muchísimos tips e información útil. No te lo pierdas!

Origen e historia  del brownie

El brownie es uno de los dulces emblemáticos de Estados Unidos. Surgido por error de un pastelero de Boston, a finales del siglo XIX, que quiso hacer un bizcochuelo y le quedó compacto, nació esta torta de textura densa y pesada, siendo el mejor ejemplo opuesto de lo que es un bizcocho esponjoso y aireado. Gracias a esto y a sus ingredientes tan nobles es que hoy el mundo conoce este producto, cuya nombre hace mención al color y aspecto que le brinda el chocolate.

Tipos y variedades de brownies

El brownie es una torta o pastel con nueces en su interior, servido tradicionalmente tibio y con una bocha de helado de vainilla. Aunque hay una cantidad enorme de combinaciones y variantes de brownies:
*de chocolate blanco, cuyo nombre es blondie (también haciendo alución al tono dorado que tiene el producto final), 
*apto celíacos (ver «Receta de brownie sin TACC» sobre el final del artículo)
*vegano (ver Receta de Brownie Vegano, sobre el final del artículo)
*sin azúcar 
*sin nueces, ya puede ser con algún otro fruto seco o sin estos.
*sin horno o al microondas
*glaseado 

Receta de Brownie de chocolate clásico

Ingredientes para un molde de 20×30 cms
180 g de chocolate cobertura
150 g de manteca
3 huevos (180 g)
100 g de harina
200 g de azúcar
75 g de nueces

Brownie paso a paso

Preparamos el chocolate: para ello fundimos el chocolate junto con la manteca, mezclamos y reservamos. Esto lo podemos hacer metiendo los dos ingredientes al microondas por intervalos de 20 segundos, mezclando bien entre tanda y tanda, Hasta que ambos ingredientes estén fundidos.

En un bowl mezclamos los huevos con el azúcar, buscando no incorporar aire a la preparación y le añadimos la mezcla de chocolate, integramos.

Incorporamos la harina tamizada, para asegurarnos de que no quedan grumos y, finalmente, las nueces. Vertemos todo en un molde rectangular, con papel vegetal en el fondo (papel manteca o plata hornear) que enmantecaremos y espolvoremos harina o cacao amargo en polvo.

¿Cuánto tiempo cocción necesita el brownie?

Precalentamos el horno a 150/160 grados (horno bajo) e introducimos la bandeja por unos 20 minutos, pero dependiendo del horno puede llegar a demorar 25. Para chequear el punto de cocción debemos chequear que se forme una costra crujiente y resquebrajada en la parte superior y que se haya formado piso. Una forma de saber a ciencia cierta si el brownie ya está listo para enfriar es ver si los bordes se han despegado del molde.
Un error sería cocinar el brownie en horno fuerte, ya que generaría una superficie craquelada y buen piso, pero el centro quedaria crudo, así que cuidado con la temperatura.
Una vez cocido, se recomienda dejar que enfríe en el mismo molde durante al menos 20 minutos a temperatura ambiente. Pasado ese tiempo y para dejarlo que se asiente, conviene enfilmar el brownie dentro del molde y meterlo en al frío por al menos una hora. De esta forma, al desmoldarlo, evitaremos que se rompa al cortarlo. 
Después del tiempo en el frío podemos por fin cortar el brownie para probarlo, siempre retirándolo de la bandeja donde lo cocinamos. Una vez que retiramos el papel de horno y con un cuchillo de sierra, sobre una tabla bien limpia procederemos a cortarlo, limpiando el cuchillo entre corte y corte. Un poco de humedad en el cuchillo nos ayudará a realizar cortes más limpios y prolijos.

Cómo presentar y acompañar el brownie:

Hay muchas opciones para servir o acompañar este brownie, dependiendo si va a ser servido como postre o torta parte de una mesa dulce.
La primera opción es servirlo tibio (calentándolo 20 segundos al microondas es la opción más práctica para no seguir cocinándolo) con una bocha de helado de crema (o nata) y nueces o una salsa de frutos rojos.

La segunda opción sería servirlo con crema de leche (o nata montada) y frutillas (fresas) cuando sea la temporada de éstas, ya que el ácido que éstas aportan combinan muy bien con el conjunto. Usar unas galletas Oreo para decorar queda muy bien.
Finalmente, la tercera opción sería decorarla con dulce de leche y terminarla con unos picos de merengue italiano.
Para ello podemos presentar la torta entera, cortarla en porciones o hasta servirla en bocados cuadrados o redondos, utilizando un cortante redondo pequeño (no te preocupes por lo que sobre, te enseñamos a hacer unos cakepops muy fáciles con los recortes).

Los secretos y tips del brownie perfecto

Los errores del brownie:

Lo primero y más importante que tenemos que tener presente es que pertenece a los denominados «batidos pesados», que es un grupo de masas que tienden a ser compactas y de alto tenor graso, por él contrario de los batidos livianos (bizcochuelos, por ejemploe) que son masas espumosas y aireadas, por el batido prolongado que se realiza de los huevos con el azúcar.
Esto se traduce en que los huevos y el azúcar se mezclan, sin batir, tratando de NO incorporar aire. Por lo tanto, realizar un batido excesivo de los huevos con el azúcar o incorporar las claras montadas a nieve, es un error.
Otro error muy común que se observa en muchas recetas es que añaden levadura química a la mezcla, causando el mismo efecto del batido.
Un exceso de cocción provocaría un brownie seco, ya que es de suma importancia que su interior quede húmedo. 

¿Qué chocolate es mejor para el brownie?

Este tema es tan extenso que ya haremos un artículo solamente hablando de este majestuoso producto. Pero intentando resumir, si existe la posibilidad de usar un chocolate de cobertura, amargo o semiamargo, con una contenido de cacao superior al 55% para hacerlo sería ideal.
Cuando hablamos del chocolate cobertura verdadero nos referimos al que está elaborado con cacao y manteca de cacao. Donde no intervienen ingredientes como aceite vegetales hidrogenados.
El motivo por el que la industria en general no emplea el verdadero chocolate cobertura es una razón de precio. El simil sale un 50% menos y cuanto más económicos es, más ordinarios sus componenetes.
Ahora bien esto no significa que no se puede hacer con un baño de repostería o un baño para moldear. La principal diferencia es que el contenido de grasas hidrogenadas, que modifican el equilibrio graso de la receta, por lo que si se usan estos tipos de chocolates, recomiendo reducir en un 10% el añadido de manteca a la preparacion. El uso de este tipo de chocolates reduce considerablemente el costo de nuestra receta, así que mi consejo es que uses el que mejor se adapte a tu bolsillo.

Tiempo de horneado

El brownie hay que hornearlo el tiempo indicado, porque lo ideal es que no se quede seco sino húmedo en su interior. Aunque puede variar de un horno a otro o del tamaño del molde, aproximadamente serán unos 20 a 25 minutos a horno bajo, entre 150 y 160ºC.

¿Cómo conseguir la capa crujiente de chocolate en el brownie? 

Esto no tiene más secreto que realizar una correcta cocción del brownie en cuanto a tiempos y temperatura del horno. De nada sirve apresurarse para generar una buena costra en la superficie si finalmente nuestro brownie va a estar crudo en el centro.

¿Brownie con o sin nueces?

La receta original no lleva nueces pero éstas le aportan una excelente textura.
También se puede probar con otros frutos secos: almendras, nueces de pecán o pistachos

¿Cómo conservar el brownie?

La realidad es que los brownies aguantan bien un par de días en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Aunque siempre es preferible conservarlos en frío. Para ello, es recomendable envolverlos en film, entero o porcionados, para que no se resequen. Si la idea es consumirlo más allá de los tres días, la recomendación es congelarlo, ya sea entero, o bien puede cortarse en porciones y enfilmarlas individualmente. De esta manera siempre tendremos brownie listo para comer tibio en 30 segundos descongelandolo al microondas.

Receta de Brownie vegano

Ingredientes:

50 ml de aceite de girasol y un poco más para engrasar el molde
200 grs de Chocolate cobertura sin lácteos
170 gr de harina 0000 o harina integral 
45 grs de cacao en polvo
180 gr de azúcar impalpable
1 pizca de sal
1 cucharadita de esencia de vainilla
230 ml de leche de soja (o cualquier leche vegetal)
120 gr de nueces

Procedimiento:

Precalentar el horno bajo (150/160°). Pincelar un molde cuadrado de 20 cms de lado y forrar la base con papel vegetal. Pincelar nuevamente el papel con aceite.
Trocear y fundir la cobertura junto con el aceite al Baño María o al microondas. 
Añadir la leche apenas tibia junto con la esencia de vainilla. Tamizar la harina, el cacao en polvo, el azúcar impalpable y la sal. Añadir en 3 veces a la mezcla de chocolate, incorporando bien en cada adición. Finalmente añadir las nueces troceadas y volcar la preparación en el molde. Hornear durante 25 minutos. 

Receta de brownie sin TACC

Esta variante se brownie libre de gluten hace este manjar apto celíacos.

Ingredientes para un molde de 20×30 cms

180 g de chocolate cobertura
150 g de manteca
3 huevos (180 g)
100 g de Premezcla 
200 g de azúcar
75 g de nueces
* Verificar que todos los productos sean utilizados sean sin TACC, consultar logo, ingredientes o listados asociaciones de celiaquia.

Para conseguir 1 KG de Premezcla sin TACC, vamos a utilizar:

400 gr. de Fecula de Maíz (Maizena)
300 gr. De Harina de Mandioca
300 gr. De Harina de Arroz

Procedimiento:

Ídem brownie (Ver «Cómo hacer un brownie de chocolate paso a paso»)

Brownie a la taza o al microondas:

Cuando se nos antoje comer algo de chocolate pero no tengamos nada preparado, ésta receta muy fácil y rápida de Brownie en taza y cocido en microondas hará que tengamos una preparación con todo el sabor en minutos.

Ingredientes:

60 grs de harina.
60 grs de azúcar.
45 ml de leche.
45 ml de aceite de girasol.
30 grs de cacao en polvo
1 huevo grande
Dos o tres gotas de esencia de vainilla.
40 grs de chips de chocolate o chocolate cobertura troceado. 

Procedimiento:

Mezclar todos los ingredientes secos. Aparte, batir un huevo y añadirlo a la mezcla junto a la leche y el aceite. Mezclar todo con un batidor hasta que quede una masa homogénea. Añadir los chips de chocolate o la cobertura troceada junto con la esencia de vainilla.
Verter la mezcla en un tazón grande o en dos tazas. Como la preparación tiende a crecer, llenar hasta 3/4 los recipientes para que no desborden. Si la idea no es comerlo dentro de la taza, es necesario para desmoldarlo, engrasar el fondo con manteca, aceite vegetal o en aerosol, y espolvorearlo con harina o cacao en polvo.
Meter en el microondas a potencia máxima durante unos tres minutos, aunque dependiendo del microondas puede tardar incluso menos, algo que tenemos que controlar.
Cuando salga del microondas se puede espolvorear con frutos secos, se le puede añadir una bocha de helado y/o salsa de chocolate o frutos rojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *